Menú Principal
16 de Agosto de 2022

La comunidad Infanto-Juvenil del Hospital Del Salvador conmemoró con un conversatorio y expresiones artísticas el Día Mundial de la Juventud

El 12 de agosto se conmemoró el Día Mundial de la Juventud, enmarcado en este contexto, el establecimiento invitó a los y las adolescentes de la comunidad usuaria Infanto-Juvenil, a una jornada psicosocial, en donde se realizaron entretenidas dinámicas de grupo, se reflexionó sobre temas de salud mental y problemáticas que aquejan a los más jóvenes de la sociedad, con el fin de promover formas de involucrar a los adolescentes, para que participen activamente en la realización de contribuciones positivas en sus colectividades y en particular en nuestra comunidad del Hospital Del Salvador.

Las principales temáticas que se expusieron en la jornada, fueron sobre la visibilización de algunas enfermedades de salud mental, las condiciones que se deben dar para que la población infanto-juvenil conlleve una vida sexual saludable, e identificar cuándo es necesario pedir ayuda de especialistas en salud mental, “cuando los problemas parecieran no tener solución”. Estuvieron a cargo de moderar el debate, psicólogos/as, terapeutas ocupacionales y trabajadoras/es sociales, de los dispositivos especializados en la comunidad Infanto-juvenil del HDS y a cargo de coordinar la actividad la TS Gricel González, TO Carol Elgueta, TS Constanza Osorio, el Psic. Claudio Cruz y la periodista Loreto Hernández.

Participaron 25 jóvenes, pertenecientes a la atención abierta y/o cerrada del hospital, al programa PAICA y a la unidad de Trastornos Psicóticos Severos TPS. El encargado de la Relación Asistencial Docente RAD del recinto Gastón Letelier, se refirió a la importancia de visibilizar los temas de salud mental, señalando que “falta educación a todo nivel, no solo de los jóvenes, del uso adecuado de los recursos sanitarios, nadie sabe cuándo acudir a una urgencia menos ante una necesidad de salud mental, hoy estamos hablando de estas temáticas, pero fue un tema tabú durante muchos años, se ha ocultado y discriminado, nadie hablaba abiertamente de trastornos de salud mental, entonces intervenir para que los jóvenes sepan y encuentren un lugar donde acudir me parece fundamental. Generar estos espacios nos permite ver con mayor claridad temas que mirábamos de lejos, como son las problemáticas de consumo de drogas, trastornos de personalidad que son tan variados y están tan presente sobre todo en la adolescencia, depresiones que no son tratadas a tiempo porque la persona no lo considera necesario, porque no quiere ser una carga, o porque no quiere ser estigmatizado. Hay muchos prejuicios que eliminar, como asociar la depresión a personas débiles, que no son aptas para vivir en sociedad. Por lo mismo, mientras más se hable de estas patologías es mucho mejor y permitirá a los jóvenes saber cuándo pedir ayuda, dónde y con quien. Lamentablemente, la tasa de suicidios ha ido aumentando, en un momento nuestra comuna era una de las con mayor número de suicidios en Chile, debemos acudir a estas personas de manera preventiva y no curativa, es una gran tarea, identificar las condicionantes, perfiles, para evitar los suicidios o intentos frustrados. Llegar antes.”

Sobre la importancia del encuentro, el director (s) del establecimiento Johan Álvarez, manifestó que “esta instancia fue crucial, marcó un hito de cómo el recinto sanitario, se vincula con la comunidad y proyectamos los espacios seguros para ello, en este caso para niños, niñas y adolescentes, fue parte de los lineamientos estratégicos que hemos fijado como hospital, centrar la salud mental adolescente como una preocupación y temática prioritaria. Buscamos incluir activamente a los usuarios del hospital, con diversas actividades e intervenciones que iremos desarrollando en los próximos meses”.

Además del conversatorio, hubo espacio para la música a cargo de la DJ Atómica de Valparaíso y para que los invitados se expresaran libremente, un lienzo para pintar, como recuerdo del Día Mundial de la Juventud año 2022, que fue instalado en el frontis del recinto hospitalario y que se mantendrá durante el mes de agosto.

Impresiones

“El ambiente y clima fue muy apropiado, para que los jóvenes se encontrasen en este espacio abierto que el hospital destinó para la reflexión y la participación, para que pudiesen compartir sus impresiones, experiencias en relación a temas relevantes como son ciertas enfermedades, la diversidad sexual, enfrentar una crisis, la angustia o la soledad. Fue muy gratificante notar, que para los adolescentes fue considerado sumamente importante que se les pida su opinión, que se les consulte. Nos dimos cuenta como la población Infanto-juvenil tienen muchos conocimientos y saberes. Afloraron reflexiones bastante profundas, por lo que la valoración de la instancia es muy positiva, puede inaugurar un espacio que sea más recurrente y que permitan que el usuario se reconozca y lo reconozcamos como protagonista de su propia salud y en ejercicio de sus derechos”. Comentó el psicólogo de Atención Abierta de la Unidad Infanto Juvenil Claudio Cruz.